Los sefardíes y la poesía tradicional hispánica

Paloma Díaz-Mas y María Sánchez Pérez, Los sefardíes y la poesía tradicional hispánica del siglo XVIII. El Cancionero de Abraham Israel (Gibraltar, 1761-1770), Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas [Estudios Sefardíes, 15], 2013.

El Cancionero de Israel Abraham es una auténtica delicia para el entretenimiento: de él solo se sale con una muy-muy amplia sonrisa y la mente despejada. Su importancia cultural queda enmarcada con claridad meridiana en un amplio estudio por sus editoras, cuyas garantías científicas son de sobra conocidas. Absolutamente recomendable dejar de lado el prejuicio de que se trata de una edición erudita y disfrutar a fondo del caudal poético que ofrecen estas páginas y del interesante contexto que las explica.

Copio las referencias sumarias de la cuarta de cubiertas al contenido del libro:

“Entre 1761 y 1770 un sefardí de Gibraltar llamado Abraham Israel fue anotando en un librito de hojas en blanco los poemas y canciones que le gustaban. Años después, el manuscrito fue a parar a la colección de un bibliófilo inglés, sir Thomas Philipps, y posteriormente fue adquirido por la Biblioteca Nacional de Madrid, donde hoy se conserva.

El de Abraham Israel es el más antiguo cancionero poético manuscrito compilado por un sefardí del Mediterráneo occidental que se conoce. Refleja el bagaje cultural y los gustos literarios de su poseedor y, de paso, el de los judíos de la entonces casi recién nacida comunidad gibraltareña, de familias procedentes de Marruecos, que vivían en la Península Ibérica y mantenían estrechas relaciones con la más venerable comunidad sefardí de Londres, la de Bevis Marks.

El manuscrito incluye textos bastante variados. Desde tres cantos religiosos judíos hasta un romance burlesco de Quevedo políticamente incorrecto, un himno masónico en inglés, una lista de comedias españolas del Siglo de Oro y, sobre todo, muchas coplas españolas, seguidillas y otros poemas cantables (amorosos, satíricos, burlescos e incluso obscenos), buena parte de los cuales han pervivido hasta hoy en la tradición oral peninsular y, especialmente, en la andaluza.

El Cancionero de Abraham Israel constituye, así, un testimonio de cómo era el cancionero español tradicional en el tercer cuarto del siglo XVIII, más de un siglo antes de que folcloristas y etnógrafos empezasen a interesarse por la poesía popular”.

Sefardíes

Anuncios

Officivm Visitationis Beatae Mariae Virginis

El Officivm Visitationis Beatae Mariae Virginis de Sixto IV [Coria, Bartolomé de Lila, ca. 1489], edición crítica y facsímile del incunable al cuidado de Pedro Martín Baños, Badajoz, Unión de Bibliófilos ExtremeñosEditora Regional de Extremadura, 2013.

Gran especialista en la obra de Nebrija (recuerdo su elegante sitio web, Corpus Nebrissense), fino latinista, amigo de toda curiosidad bibliográfica y hombre en extremo generoso, no se me ocurre persona mejor, Pedro Martín Baños, en la que se hubiera podido depositar el encargo de editar y esclarecer uno de los pocos impresos incunables extremeños que hasta nosotros han llegado. Se trata de un texto, el Officium Visitationis Beatae Mariae Virginis, que, como el propio Martín Baños subraya desde el inicio de su impecable introducción, es de gran interés histórico y bibliográfico. Por no hablar, claro está, de su importancia para la liturgia y la historia eclesiástica, que averiguará cualquiera que lea el texto latino o la pulcra traducción que ha preparado su editor.

El lector que se atreva con el texto descubrirá que, lejos de la supuesta aridez de la liturgia cristiana (que es siempre un prejuicio), se oculta un caudal poético y expresivo de calado que convendría frecuentar. Ediciones como esta ponen a disposición del interesado todos los elementos para facilitar la comprensión y la lectura de un grupo de textos, como son los oficios, que resultan difíciles de comprender fuera de su marco y su uso. Cualquier cuestión urgente sobre el texto como tal y sobre su producción impresa en particular queda resuelta en una introducción breve pero enjundiosa, escrita en un estilo realmente limpio y atractivo que, por desgracia, circula cada vez menos, incluso entre especialistas de filología e historia literaria.

El texto latino ha sido cuidadosamente editado en forma comparada, y yo diría que crítica (aunque la loable prudencia del editor no hace acompañar este adjetivo a su edición) con aquellos otros textos que forman su contorno especializado. Incluye, además, identificación de numerosas fuentes bíblicas, patrísticas y teológicas que en el Officium se insertan. El texto latino se encuentra en las páginas pares y la traducción castellana en las impares, lo que facilita grandemente el salto de uno a otro: de nuevo la prudencia gobierna la traducción, que siendo fresca y sabrosa no se permite veleidades innecesarias. Finaliza el libro con un facsímile en blanco y negro que procede del original a dos tintas de la Bodleian Library (Oxford), Inc. b. S97.1 (5). A cada hoja del facsímil acompaña una regleta milimetrada para facilitar la reflexión y el estudio sobre las proporciones del incunable y ser de mayor utilidad así a los estudiosos de la tipografía.

Se trata, en suma, de una edición exquisitamente cuidada por Pedro Martín Baños que, como siempre, no ha regateado ni esfuerzos ni seriedad científica en su trabajo.

Visitación

Jakob ó Hans Strüb, La Visitación, c. 1505

Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza

 

L’immagine riflessa

María de las Nieves Muñiz Muñiz, L’immagine riflessa. Percezione nazionale e trame intertestuali fra Italia e Spagna, Florencia: Franco Cesati Editore [Quaderni della Rassegna, 76], 2012.

Este volumen recoge, reescritos y dispuestos según un “percorso organico”, que avanza desde el Quattrocento al Novecento, un amplio y significativo grupo de estudios de la profesora Muñiz en torno a textos centrales (y algunos pocos marginales) de las culturas literarias española e italiana, siempre confrontados en la red de un patrimonio común. Según sus propias palabras:

“Gli approcci seguiti lungo il percorso complessivo sono tuttavia molteplici: dall’erudizione filologica allo studio degli immaginari collettivi, dall’analisi delle imitazioni a quella delle traduzioni, dal confronto comparatistico allo studio della ricezione attraverso svariati canali, compresi i marginalia di anonimi lettori ed altri paratesti. Minimo comun denominatore metodologico, la convinzione che la storia delle forme sia legata a quella delle idee e delle poetiche attraverso una ragnatela di fili la cui sottile trama sfigge a un primo sguardo.”

El libro en su conjunto está dedicado a la memoria de Stefano Arata (1959-2001), al cual se le dedica un excursus final titulado “Appunti per un commento al Romancero di Lorca”, donde se reproducen algunos materiales inéditos de Arata a tal propósito.

 

Osorio Anes, Cantigas

Osorio Anes, Cantigas, ed. Simone Marcenaro, Roma: Carocci [Biblioteca Medievale, 137], 2012.

Quien desee aproximarse ahora a las ocho cantigas de amor de Osorio Anes (uno de los trovadores más antiguos de la lírica galaico-portuguesa) dispone ahora de un magnífico texto y un importante estudio con todas las herramientas imprescindibles para extraer todo el jugo de su lectura. Simone Marcenaro ha elaborado una precisa introducción donde se ocupa de las coordenadas históricas del trovador, de la tradición manuscrita de sus textos, del contexto histórico y poético de la creación, de sus temas, estilo y lengua o de la métrica. La edición proporciona también una tabla de concordancias, detalladas notas a cada una de las cantigas, un rimario, un glosario y la bibliografía pertinente. El libro es chico pero, como diría el Arcipreste, de gran precio y de gran valor.

Anes Cantigas

Padri: Petrarca e Boccaccio

Acabo de leer, como una lección muy grata y estimulante, el último libro de

Paola Vecchi Galli, Padri. Petrarca e Boccaccio nella poesia del Trecento, Roma-Padua: Editrice Antenore, 2012.

La síntesis en la pestaña de cubierta es tan apropiada que no merece otros rodeos. La copio aquí:

“Non è esagerato affermare che Petrarca e Boccaccio siano stati, ciascuno a modo proprio, i padri della poesia italiana del Trecento: l’uno creando un modello destinato a durare nei secoli, l’altro definendo un paradigma storiografico -le Tre Corone fiorentine- che vige tuttora. Entrambi si misurano con Dante, il padre di tutti i poeti: ma con un attegiamento diverso, sminuendone la portata o al contrario valorizzandone il ruolo paterno. Ancor più di Petrarca, Boccaccio è a sua volta il padre dei rimatori del ‘secolo senza poesia’, a cui tramanda quasi in presa diretta l’esperienza artigianale e sperimentale, piena di echi della lezione dei padri: come un’aria di famiglia che, fra Tre e Quattrocento, diventa l’impronta genetica della poesia italiana.”

Dos obras de la primera literatura áurea

En una tirada solo para enterados y apasionados (300 ejemplares) emergen de nuevo dos obritas populares bien conocidas de los especialistas, pero que conviene revisar desde las perspectivas ricas que las introducciones respectivas de Pedro Ruiz y de Víctor Infantes ofrecen: son las Cartas y coplas para requerir nuevos amores y el cuento de Cómo un rústico labrador astucioso con consejo de su mujer engañó a unos mercaderes. Vale la pena la empresa por lo que significan para nuestra historia literaria mínima y por el solaz que proporcionan.

Pedro Ruiz & Víctor Infantes, Dos obras de la primera literatura áurea (c. 1515). Cartas y coplas para requerir nuevos amores. Cómo un rústico labrador astucioso con consejo de su mujer engañó a unos mercaderes, Madrid: Turpin Editores [Los Libros de Sansueña, 3], 2012.

Se murió de Mozart

Joaquín Rubio Tovar, Se murió de Mozart, Jaén: Universidad de Jaén, 2011 [ISBN 978-84-8439-577-5]

Después de un libro de cuentos de título pasmoso, El dolor de las cosas (2004) y de dos novelas de intriga, El sueño de los espejos (2008) y Alguien envenena a los pájaros (2011), Joaquín Rubio Tovar, vuelve a deleitarnos con la narrativa breve en Se murió de Mozart, rúbrica de uno de los más breves cuentos de una colección que ha de considerarse ya la penúltima, pues se teje ya otra en su telar. Los cuentos reunidos en este libro son bien reconocibles en la trayectoria narrativa de Joaquín Rubio: la sorpresa de lo cotidiano y el operar mágico de las cosas, el interés por la recuperación del tiempo real de la vida (o de la muerte) frente a los presentes falsificados en los que vive el hombre-mercancía de la modernidad, la desconfianza hacia las instituciones y jerarquías (en especial las académicas) y la búsqueda de una sabiduría alternativa que se encuentra muy a menudo en los marginales y los nuevos ascetas. También, la fina sensibilidad, el talento para lo afectivo y el humor negro, incluso crudo, como rasgo de una tradición hispánica varias veces secular. El estilo es desenvuelto, directo, tempestuoso a veces y rebelde a la filigrana. Se murió de Mozart es un conjunto de relatos, por otra parte, muy afín a nuestros tiempos, donde el lector que busque la presencia de algún tipo de espíritu (sin necesidad de creencias) encontrará un punto de apoyo, el hombro de un amigo, y una serie de problemas bien reconocibles a los que algún día habrá que poner en nuestras agendas para suspender todo lo demás, que sin duda es accesorio.