En aquellos tiempos (habla un antiguo autor sobre los orígenes de Roma) cada hombre trabajaba por acrecentar la república y no su casa, y más bien deseaba ser pobre en un reino rico que rico en un reino pobre. Ojalá los ricos de nuestro reino pensaran de igual modo.