La storia di Jacob Xalabín, int. de Núria Puigdevall i Bafaluy, ed. crítica y trad. de Anna Maria Compagna, Alessandria: Edizioni dell’Orso [Gli Orsati. Testi per un Altro Medioevo, 32], 2010.

La expresión “capolavoro della letteratura romanza” aplicada al Jacob Xalabín que figura en la contracubierta de este libro quizás resulte un tanto exagerada a tenor de la ponderada opinión que acerca de su estilo y lengua se ofrece en la introducción. La voluntad de promoción editorial no debe confundirse, sin embargo, con el interés científico-literario, que es el que interesa a la hora de considerar esta nueva edición del Jacob. Es esta una pieza literaria menor que, en su posición excéntrica, en varios sentidos, permite reflexionar, justamente, sobre la confección de una historia literaria románica. Además de las ediciones anteriores, todas relacionadas en la bibliografía de este volumen, existen ahora tres traducciones a lenguas romances modernas: español, francés y esta última al italiano. Precisamente, que este texto lateral para la historia de la literatura europea haya recibido  tal atención en la última década resulta reconfortante como ejemplo de la vitalidad e interés translingüístico de los antiguos relatos románicos.

Ello resulta más llamativo si consideramos que, en correlato a su exigua tradición medieval (un único manuscrito conservado de escaso valor material), su tradición textual desde 1906 ha de considerarse un éxito sensacional. Esta relativa frecuencia editorial conforma una historia propia que (no sólo respecto a este texto) que ha de construirse en el futuro como crónica de una disciplina que tensa su arco entre la estricta arqueología, literaria y lingüística, la historia positiva…, y los nuevos enfoques de la historia cultural (lo raro, lo transgenérico, lo fronterizo…).

Jacob Xalabín es un texto anónimo en prosa catalana compuesto aproximadamente entre 1395-1402 que despliega una ficción de fondo histórico que puede ubicarse entre 1387-1389 (con un mar de fondo ideológico difícil de definir con certeza, según trasciende de las varias hipótesis barajadas en la introducción). Se ha conservado en un único testimonio manuscrito, mútilo, escrito por una sola mano en letra gótica bastarda en fecha indeterminada del último cuarto del siglo xv. Este manuscrito, que perteneció a la Biblioteca Colombina de Sevilla, se custodia en la actualidad en París, Bibliothèque Nationale de France, ms. Esp. 475, fols. 1-20v (conservados), junto a La filla del l’Emperador Constantí, fols. 22-35.

La istòria narrada se condensa en la rúbrica inicial, que recuerda a la de los futuros pliegos sueltos de sucesos y remite a todo un conglomerado de textos de ficción caballeresca breve y de dominante aventurera y mediterránea: “Açí comenssa la istòria de Jacob xalabín, ffill de l’almorat, senyor de la Turquia, on se conte quines aventures li vengueren en la sua vida ne con ne en qual manera finà sos dies per mans de Beseyt bey, son frare bastart, qui axí mateix aucís son pare, segons que hoirets.”

Traduzco el resumen argumental de la contracubierta: “En el centro de la narración se encuentra el príncipe Jacob, hijo del sultán turco Murat I. La madrastra se enamora de él y Jacob se ve obligado a abandonar su tierra en compañía de su amigo Alí, hijo del visir. Gracias al valor que demuestra con las armas y a su belleza conquista el amor de la princesa Nerguis, con la que se casa. De vuelta a su reino, sin embargo, Jacob es asesinado en la famosa batalla de Kosovo por el hermanastro Bayaceto, que se hace con el reino.” La orientación a la lectura es la siguiente: “La particularidad de esta historia reside en el hecho de que se trata del primer texto occidental escrito desde la perpectiva oriental, un mundo fascinante y al mismo tiempo amenazador para los cristianos de la época. La adherencia a la historia y la geografía de su tiempo se conjuga con un cuento de aventuras en el cual los elementos aristocráticos y populares, cultos y semicultos, occidentales y orientales, se mezclan de manera intrigante y atractiva.”

La introducción de Núria Puigdevall es ejemplar por su claridad y carácter sintético, que resuelve todos los puntos de arranque para ulteriores investigaciones. Así la conjugación y transformación de hechos históricos en la ficción, capítulo de especial relevancia, la discusión acerca del género de la obra y sus posibles correlatos románicos, su estructura y su lengua, los aspectos codicológicos y la bibliografía histórica. La edición de Anna Maria Compagna reproduce con toda solvencia el manuscrito de base (con cierta tendencia conservadora en lo gráfico que, en cualquier caso, no molesta). La traducción italiana, ligera y gustosa, resuelve con agilidad los pasajes difíciles del texto catalán que, por otro lado, viene arropado con las notas necesarias para su comprensión crítica y contextual.