Elena González-Blanco García, La cuaderna vía española en su marco panrománico, Madrid: Fundación Universitaria Española [Serie L, 58], 2010.

Este libro (de casi 400 páginas) es la primera entrega y la promesa de una vasta continuación sobre la historia, el sentido y la técnica de la cuaderna vía en la Romania. Su lectura puede enriquecerse, de momento, con varios artículos de la misma autora dedicados a similar propósito, siempre con amplitud y detalle.

Este volumen cuenta con dos padrinos de excepción: Ángel Gómez Moreno, responsable de un personal prólogo sobre el significado de la cuaderna vía en su itinerario académico que  justifica, con creces, el relevo generacional (remontable a su propio maestro, don Francisco López Estrada); Fernando Gómez Redondo, que colabora en la edición a través de su Proyecto de Investigación Historia de la métrica medieval castellana, que sentará las bases de la reevaluación, tan necesaria, de este campo de estudios.

Esta monografía de Elena González-Blanco es, ante todo, un libro útil. Útil en dos sentidos: es un repertorio o censo del “corpus del tetrástico medieval en romance”, desde finales del siglo XII hasta principios del siglo XV; la lectura de este repertorio obliga a una reflexión profunda de los encasillamientos habituales en la historia de la literatura medieval.

En España (excluyamos a los especialistas más solventes) la cuaderna vía ha sido sinónimo de un grupo muy determinado de composiciones poético-narrativas de dominante moral o doctrinal situadas bajo el marbete de “mester de clerecía”, lo que ha dado pie a suponer que esos son los únicos poemas de la cuaderna vía y, más todavía, que este modo de producción poética resultaba específicamente hispánico, más allá de que al verso alejandrino que compone cada uno de sus cuartetos o estrofas se le asignara una ascendencia francesa. Pues bien, este libro muestra de forma indubitable la extensión de la forma denominada cuaderna vía en todo el territorio de la Romania y en un amplísimo corpus de poemas que comparten una “poética común”, pero cuyos temas y técnicas (como mínimo) resultan de una excitante variedad. En otros lugares se fundamentará el anclaje de esta poética en modelos latinos.

De momento aquí se nos presenta un detallado estado de la cuestión en la parte introductoria, más cuatro bloques geográficos y cronológicos. Cada uno de ellos va precedido de una breve introducción que contextualiza sus problemas. Los tres primeros son los de mayor amplitud y están consagrados a la literatura francesa, la italiana y la “española” (añado las comillas); el último a otras literaturas románicas como la provenzal, la catalana o la galaico-portuguesa. Cada sección se divide en periódos y orden cronológico y en fichas, a la manera de un diccionario filológico, organizadas por autores-obras u obras. Con notable generosidad, cada ficha recoge los datos contrastados y más relevantes sobre cada texto en cuestión, desde su tradición manuscrita a sus ediciones modernas, cuestiones sobre la autoría y la datación, resumen temático, organización estrófica, etc.

Es preciso entender que este corpus no constituye un tratado sobre la poética (ni siquiera sobre la métrica) de la cuaderna vía sino, como se ha indicado, un repertorio de textos vertebrados por esa poética. Las conclusiones son, en parte, un avance de lo porvenir, es decir, de ese ulterior análisis sobre el modelo de versificación que ejemplifica la cuaderna vía, su trascendencia y significado para la historia de las formas poéticas y, desde luego, culturales.

Queda en el horizonte, pues, la ambición mayor de caracterizar la “poesía narrativa medieval panrománica”, en un salto más allá de la cuarteta monorrima en alejandrinos. El libro se cierra con un índice de autores antiguos y medievales, un índice de siglas y una completa bibliografía en que el curioso hará bien en entretenerse, pues encontrará referencias poco habituales e incluso olvidadas que (aunqe no siempre son relevantes desde el punto de vista filológico) harán las delicias de quien se incline por la bibliomanía.