Estupenda parodia del conocido programa Callejeros Viajeros (Cuatro) en el que José Mota y su equipo equiparan la lectura a la droga. Un ejemplo de promoción inteligente, divertida y sin florituras abstractas de la lectura como forma de placer y de conocimiento del mundo a través de una construcción crítica y personal. No os lo perdáis AQUÍ.

Anuncios