El dato menos conocido de estas Elecciones a Rector (Año 2009) es el de la participación total de cada uno de los sectores que conforman el voto universitario, así como los datos de abstención, votos en blanco y votos nulos. Estos datos no figuran, por ejemplo, en la siguiente dirección oficial (consulta del día 24 a las 17:45): http://www.usal.es/webusal/node/3183

Quizás figuren en otro lugar. En todo caso, la abstención, en especial entre el colectivo de los estudiantes, ha sido apabullante (al menos según las informaciones dispersas que he logrado reunir).

El voto es fundamental para el funcionamiento y la salud de nuestras instituciones, y es un ejercicio de responsabilidad cívica. Quizás, como alumno, o como miembro de otro grupo, no creas en ninguno de los candidatos, estés desengañado por motivos personales o hayas tenido un día un poco perezoso.

Si confías en alguna de las candidaturas deberías expresarlo mediante el voto. Si no es así, el voto en blanco es todavía mucho más relevante. La abstención no significa nada, siempre se puede justificar en demérito del que no habilita su derecho. Un voto en blanco significativo, sin embargo, sería una herramienta de control decisiva sobre el próximo equipo rectoral.

Así en la tierra como en el cielo, así en el Estado como en la USAL. Votar no cuesta tanto y quizás hagas algún amigo/a mientras esperas para depositar tu papeleta.