El año 1995 se estrenó la adaptación cinematográfica de El perro del hortelano, con guión y dirección de Pilar Miró (109′). Fue su última película y, probablemente, la mejor adaptación de una obra dramática al cine que se haya producido en España. Obtuvo 7 Premios Goya de la Academia Española de Artes Cinematográficas. Contó con el trabajo de uno de los mejores montadores del cine español, Pablo G. del Amo, la música excepcional de José Nieto, una luminosa y colorida fotografía de Javier Aguirresarobe o el vestuario y decorados, tan marcados en esta película, de Pedro Moreno y Félix Murcia. Entre sus actores principales son destacables todas las intervenciones, desde Emma Suárez (Diana) y Carmelo Gómez (Teodoro) a Ana Duato, Fernando Conde, Miguel Rellán (¡divertidísimo!), Ángel de Andrés, Juan Gea o Maite Blasco, además de la colaboración especial de Rafael Alonso.

Sinopsis (según texto, algo confuso y ejemplo de cómo no debe escribirse en castellano, de la carátula del DVD): “Diana, Condesa de Belflor (Emma Suárez) es una joven atractiva, imaginativa y perspicaz, que rompe la idea del personaje arquetípico femenino de la comedia: sumisa y obediente. Diana se enamora de su secretario Teodoro (Carmelo Gómez), quien a su vez está prometido con Marcela (Ana Duato), Dama al servicio de la Condesa. A Diana le muerde la envidia y los celos, conocer las relaciones amorosas de sus subordinados. Así desarrolla la ambición de Teodoro al verse objeto de deseo de Diana, que ésta enciende y frustra cíclicamente. De ahí que El Perro del Hortelano derive de un conocido refrán: [el perro del hortelano] ni come ni deja [comer], ni está fuera ni dentro“.

el-perro-del-hortelano.jpg