Helena de Troya

En 1956 se estrenó Helen of Troy (Helena de Troya), película dirigida por Robert Wise (1914-2005). Robert Wise fue, durante décadas, uno de los directores más solventes del cine estadounidense. Considerado un artesano, su dominio del montaje, su capacidad profesional para afrontar casi cualquier género, su inteligencia para dotar a sus obras de un estilo y una técnica impecables, lo convirtieron en referencia, en ocasiones polémica, para directores como Kubrick, Tarantino o Scorsesse. Fue el montador de nada menos que Citizane Kane (1941), de Orson Welles, y ayudante de dirección en otro clásico del mismo maestro, The Magnificent Ambersons (1942), en España El esplendor de los Ambersons o El Cuarto Mandamiento. Fue muy conocido por sus trabajos en el musical, con obras como West Side Story (1961; junto a Jerome Robbins) o Sonrisas y lágrimas (1965), así como en el género negro, las películas de terror y de ciencia ficción, entre las que descollan La venganza de la mujer pantera (1944), su primer trabajo como director, la mítica El ladrón de cadáveres (1945), con Bela Lugosi Y Boris Karloff, The Haunting (1963), La amenaza de Andrómeda (1971) o Star Trek, la conquista del espacio (1979).

Helena de Troya, una película épica producida por Warner Bross. en los estudios Cinecittà de Roma es una muestra más de la capacidad de adaptación de Wise a cualquier género cinematográfico. Wise consiguió levantar la película remontando una banda sonora excesivamente marcada, como otras de Max Steiner, y un reparto correcto pero de escasos vuelos (Rossana Podestà como Helena de Troya, Jacques Sernas, como Paris, Sir Cedric Hardwicke como Príamo, Stanley Baker como Aquiles, Robert Douglas como Agamenón, Torin Thatcher como Ulises, Harry Andrews como Héctor… y hasta una primeriza Brigitte Bardot, luego mito sexual de los 60), del subgénero peplum a un film clásico del cine épico y de aventuras.

Picar aquí para todos los datos técnicos (IMDB)

helen-of-troy.jpg

Anuncios

2 comentarios en “Helena de Troya

  1. No sé muy bien por donde empezar el comentario de la película. No creo que un comentario de una chavala de 22 años de edad sea muy correcto ya que vengo de una generación en la que a esa película no se le daría importancia por estar pasada de moda.
    Me imagino el director la filmó con los mejores medios técnicos de la época pero actualmente esa película deja bastante que desear a los espectadores, no podremos negarle que está muy bien lograda pero si la comparamos coon las actuales no le llega ni a los tobillos. Comparándola con la película anterior, respecto a las tecnologías todos sabemos de sobra quien ganaría la batalla. Si ahora bien, nos referimos a cómo está tratado el relato homérico en los dos se desvían bastante del tema. Es más perdonable los escarceos de la del Robert Wise ya que la película se basa en Helena de Troya, por esa razón es entendible toda la trama que se muestra al espectador entorno a susodicha mujer. El fallo que veo, desde mi punto de vista, es que el director ha querido relatar toda la historia con tanto detalle, sin dejar escapar nada, pero le ha fallado el que se ha perdido demasiado en los primeros capítulos de la vida de Helena, y cuando ha pretendido hacer lo mismo en lo ocurrido en la ciudad de Troya se ha quedado sin tiempo. Si proseguimos sacándo fallos, aparte del comentado anteriormente, otro que yo le veo es que más que una película estamos ante una obra de teatro filmada. Acostumbrados a los que estamos, esas películas tan excesivamente reales en efectos ( aunque en ocasiones abusan de ellos) que te ponen los pelos de punta, que no eres capaz de salirte de su entramado e historia, que esta la contemplas sin más, no te hace sentir ninguna emoción, alguna risita se te suelta al ver algunos aspectos concretos y algunas teatralidades, pero poco más ( hay que ser objetivo y darse cuenta de lo avanzado tecnológicamente que tenemos el cine actualmente).
    Las batallas suceden demasiado deprisa y no te das cuenta de quien mata a quien, ni cómo discurre la trama. Los personajes como tal son más reales, en lo referente a vestiduras, escenarios, escenas de batallas torpes como las que sucedíane n realidad dado a la poca movilidad que permitían las armas de la época, aunque, desde mi punto de vista, todo está relatado con un toque apastelado, relamido, como los cuadros del rococó o manieristas. Hago esta comparación basándome en que dichos movimientos artísticos se caracterizan por la anulación de todo sentimiento, la teatralidad del tratamiento de los sentimientos. Así veo yo dicha película, los perosnajes no trasmiten al espectador sus emociones, son irreales, envueltas con un manto de fantasía.
    para terminar y no alargarme en exceso, como me sucede siempre, yo resumiría esta película con dos frases: ” Largometraje perfectamente elborado tecnológicamente para su época y los gustos de la misma, pero demasiado torpe y teatral para la nuestra. Adaptado perfectamente a los gustos de sus contemporáneos respecto a historias y tratamientos de las mismas y de sus personajes pero demasiado relamido, apastelado y amanerado para la nuestra.
    Pilar Vega Pérez

  2. Yo creo que Helena tendría que haber pasado una noche con Paris de pasión y que se hubiera quedado preñada o algo así. No sé…; bueno gracias por la peli, está relinda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s