El día 8 de noviembre se presentó en la sede del Instituto Cervantes de Madrid la nueva edición del Cantar de Mio Cid (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores), según el manuscrito del siglo XIV que se custodia en la Biblioteca Nacional de España. Este manuscrito se sirvió como modelo de otro testimonio, perdido, que copió un tal Per Abad en 1207. La edición crítica de Alberto Montaner Frutos, prologada por Francisco Rico, remoza la edición de 1993 (Barcelona, Crítica) con nuevos elementos e incorpora lecturas hasta ahora ilegibles gracias al uso de una técnica novedosa como la fotografía hiperespectrográfica. Esta edición es, sin lugar a dudas, una obra maestra de la filología hispánica y de su factor, Alberto Montaner. Con ella se conmemora el VIII aniversario de la copia de Per Abad.

En el número 844 de Babelia (26.01.08) ha aparecido “Un clásico sin escombros” y “Yo soy la Tizona del Cid”, dos artículos de Jesús Rodríguez Velasco. Ambos plantean imprescindibles cuestiones literarias y culturales en torno al texto del Cid y los objetos (el manuscrito, la espada, pero podrían ser otros) que lo representan.

En el conjunto de los estudios y festejos que rodean a esta conmemoración, y más allá de esta feliz noticia para el mundo académico y los lectores exigentes, se desarrolla también una Ruta del Cid de la cual se da cumplida noticia en El Viajero de el sábado 10 de noviembre. Para mayores averiguaciones el interesado puede dirigirse a la página web del Consorcio Camino del Cid.

cabecera.jpg