En Perché leggere i classici Italo Calvino (1923-1985) propone 14 respuestas a esta pregunta. El ejercicio consiste en proponer una de ellas como nuestra favorita (así: ‘mi respuesta favorita es la nº x’) y a continuación ofrecer una respuesta propia de un par de líneas (una especie de aforismo) y una brevísima argumentación sobre la misma. Con posterioridad podéis debatir las ‘sentencias’ de vuestros compañeros.

[Reflexiona, de paso, sobre el adjetivo ‘clásico’: un libro clásico, pero también un coche clásico, una película clásica o el ‘nuevo’ ipod classic]